Pilates en la adolescencia

17 Nov. 2020 | Salud | 0 Comentarios

Tiempo de lectura estimado: ( Palabras en total: )

Hoy día los adolescentes pasan mucho tiempo sentados delante del ordenador, no solo para dedicarse al ocio sino también por las exigencias de sus estudios. Teniendo en cuenta que se encuentran en una edad en la que aún están formando su cuerpo, esta escasez de actividad física puede tener consecuencias en su desarrollo.

Además, permanecer demasiado tiempo ante el ordenador y la televisión provoca malas posturas especialmente en el cuello, la espalda y la cadera, lo que se traduce en menos flexibilidad y futuros dolores articulares. 

Beneficio del Pilates para adolescentes

Según la Fundación Española del Corazón, 1 de cada 4 adolescentes no realiza ningún tipo de ejercicio físico y un 10% de ellos sufre problemas de escoliosis o desviación de la columna vertebral.  Los índices de dolores de espalda se disparan durante la adolescencia.

A esto hay que sumar la peculiaridad del desarrollo corporal de estos momentos, el llamado “estirón” es un periodo de vulnerabilidad  para la columna vertebral y  para todo el aparato músculo esquelético. El uso de las pesadas mochilas del instituto  es un factor a tener en cuenta en los adolescentes y por supuesto, otro factor es el uso indiscriminado de los móviles ya  que afectan de forma directa a la postura. 

Todas estas circunstancias hacen que algunos de  los músculos de la cadera, pecho y cuello pierdan fuerza,  longitud, y  flexibilidad. Además de la adquisición de malas posturas y patrones de movimiento que, a la larga, influirá en el desarrollo de la estructura del esqueleto y los músculos.

Por ello, la práctica del Pilates en esta época de desarrollo corporal no solo favorecerá los cambios naturales de la edad sino que ayudará a prevenir problemas futuros. Además, cuenta con las siguientes ventajas para los adolescentes:

  • Educa el cuerpo para evitar malas posturas en su vida diaria, fortaleciendo así los músculos abdominales y los que rodean la columna vertebral.
  • Las técnicas de respiración les ayudarán a concentrarse en otras actividades
  • Mejora la coordinación, la fuerza, la resistencia y el equilibrio, complementando así otras actividades físicas y deportivas que realicen
  • Ayuda a controlar el estrés y la ansiedad
  • Aumenta la autoestima y la concepción positiva del propio cuerpo

 

Cómo empezar

Los jóvenes pueden empezar a practicar Pilates suelo desde que tienen 6 años, siempre con niveles y ejercicios adaptados a su edad y a su forma física y supervisados por un profesional. 

Comienzan con ejercicios basados en el fortalecimiento y estiramiento de  los músculos, para empezar a corregir las malas posturas que muchas veces adoptan mientras están frente al ordenador o la televisión. 

Poco a poco, los profesionales que los supervisan van introduciendo ejercicios orientados hacia la flexibilidad y la resistencia, siempre teniendo en cuenta el momento del desarrollo muscular y esquelético en el que se encuentra cada alumno.

La tesis doctoral presentada por Noelia González en la UCAM (Universidad Católica de San Antonio de Murcia) demostró la mejora física de un grupo de alumnos de tercero de la ESO que estuvieron haciendo dos sesiones semanales de Pilates durante seis semanas. Estos alumnos mejoraron la resistencia y la fuerza del tronco y la flexibilidad de los músculos isquiosurales, es decir, los que tienen su origen en la cadera y llegan hasta la tibia y el peroné.

La práctica del Pilates en la adolescencia supone una mejora de la calidad de vida durante esta época de desarrollo y también una vez se alcance la vida adulta gracias a los buenos hábitos adquiridos.

Compartir:

.

Etiquetas:

Publicaciones relacionadas:

Otras lecturas interesantes.

Volver al blog

Pinéalo en Pinterest