LlamarInscripción

¿Cómo se relacionan el Pilates y fisioterapia?

fisioterapia y pilates

¿Cómo se relacionan el Pilates y fisioterapia?
5 (100%) 2 votes

A día de hoy todo el mundo conoce el método Pilates, ya sea por haberlo practicado o porque alguien conocido lo haya hecho. Pero realmente, se desconoce  cómo se puede incluir en un mismo marco Pilates y fisioterapia.

Sin duda, los ejercicios de Pilates aportan numerosos beneficios para la salud. Es por ello que cada vez tiene más seguidores.

Si te vas a animar a practicar este deporte en nuestra web encontrarás para qué sirve hacer Pilates.

En este post te hablamos sobre lo que puede aportarte practicar este deporte y te explicamos la relación que tienen el método Pilates y la fisioterapia. ¡Sigue leyendo!

Pilates y fisioterapia: relacionados desde sus orígenes

La superación personal y la lucha por encontrarse mejor llevaron al alemán Joseph Hubertus Pilates a buscar una práctica deportiva que reuniera lo mejor de diferentes disciplinas como el yoga, la gimnasia y la traumatología para solventar sus problemas de salud.

Durante la primera guerra mundial todos los ciudadanos alemanes residentes en Inglaterra, fueron ingresados en un campo en la Isla de Man, donde también llegaban los soldados alemanes capturados. Allí Joseph Pilates organizaba sesiones diarias de ejercicio para los residentes. Algunos heridos no podían levantarse de la cama de hospital, para ellos Pilates enganchó los muelles de los camastros a los cabeceros, creando así el antepasado de lo que hoy conocemos como el Cadillac o Trapeze Table, usándolo como medio para rehabilitarles.

En un principio esta disciplina se denominó Contrología, ya que su propio creador hacía mucho hincapié en el control de la mente sobre el cuerpo, buscando siempre la unidad entre ambos.

Por tanto, desde un principio el Pilates y fisioterapia mantienen una estrecha relación. Incluso podría decirse que, ya en su origen, este deporte era un complemento perfecto para diversos tratamientos.

¿En qué consiste practicar Pilates?

Hoy en día la práctica de Pilates  está muy extendida en la población.

Dentro del Pilates  encontramos cerca de 500 ejercicios destinados principalmente al trabajo de la musculatura encargada del control postural, localizada en la columna vertebral, pelvis, abdomen y hombros, zonas en las que se sitúan principalmente los focos de las alteraciones posturales y sobrecargas musculares.

La práctica de este tipo de ejercicios hace que, en muchas ocasiones, Pilates y fisioterapia se den la mano ya que practicar este deporte puede marcar la diferencia ante la recuperación de una dolencia.

Durante la práctica de esta disciplina hay 6 principios básicos que están presentes y que han de respetarse durante su práctica.

Si prácticas Pilates  no puedes descuidar el control, la concentración, la precisión, la fluidez, la respiración y el centro de energía.

Los ejercicios de Pilates se realizan mediante movimientos fluidos y controlados, intentando conseguir la mayor precisión posible mediante el control de la respiración, la correcta alineación de la columna vertebral y la concentración.

productos fisioterapia

Todo esto hace que en este método predomine la calidad a la cantidad, haciendo referencia al número de repeticiones de los ejercicios.

Estos principios están presentes tanto en los ejercicios de Pilates en suelo como en los que se realizan en máquina; dos maneras distintas de practicar esta disciplina que respetan los principios previamente mencionados.

¿Cuáles son los beneficios del Pilates?

Que este deporte esté tan extendido en la actualidad no es raro, ya que es un ejercicio muy completo que te aporta numerosos beneficios, como los siguientes:

  • Prevención y recuperación de las lesiones. Por ello, Pilates y fisioterapia pueden complementarse.
  • Disminución del dolor de espalda.
  • Tonificación de la musculatura a nivel general.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Logra un patrón respiratorio más adecuado, lo que mejora la oxigenación.
  • Aumenta la agilidad, el equilibrio y mejora la coordinación.
  • Favorece la corrección postural
  • Mejora el estado de ánimo y la concentración, favoreciendo el conocimiento de uno mismo y la conexión mente-cuerpo.

Todos estos beneficios no han pasado desapercibidos ante los ojos de los fisioterapeutas,  y muchos de ellos han decidido implementarlos.

El Pilates y la fisioterapia se complementan de tal forma que la recuperación del paciente se lleva a cabo de forma eficaz y persistente.

 ¿Cómo se complementan Pilates y fisioterapia?

Desde el punto de vista de la fisioterapia, el Pilates es una herramienta muy útil para incluirla en los programas de tratamiento.

Los beneficios del Pilates permiten la potenciación de los tratamientos, acelerando en muchos de los casos el proceso de recuperación.

Este método trabaja ejercitando el cuerpo de manera global, actuando en lesiones del aparato locomotor, enfermedades respiratorias o cardiovasculares.

También actúa en dolencias o secuelas tras patologías neurológicas, casos de cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, pacientes geriátricos… Así también como en el periodo del embarazo.

Y lo más importante, ayuda a cambiar aquellos patrones de movimiento o desequilibrios musculares que han llevado a dicha lesión para evitar que se reproduzca.

Una buena combinación del Pilates y la fisioterapia consigue que los resultados obtenidos sean mejores y más efectivos.

La práctica regular de esta disciplina logra una mejora notable en cuanto a los problemas de origen musculoesquelético que se originan por una mala higiene postural.

Además, acudir a cursos de Pilates permite el trabajo y desarrollo de la fuerza óptima y necesaria sin conllevar un sufrimiento articular, ni comprometer el sistema vascular.

Uno de los factores más positivos del Pilates que hace que se incluya esta actividad deportiva en los programas de tratamiento, es que los ejercicios  se pueden modificar en función de las necesidades individuales del paciente.

De esta manera, durante el tratamiento fisioterapéutico, se puede intensificar la resistencia que se opone a un ejercicio determinado, o facilitarlo, según sea necesario por parte del paciente.

El método Pilates y fisioterapia se relacionan principalmente por el desarrollo de la fuerza muscular. Por esta razón su unión es clave para la recuperación de lesiones.

Pero, no solo debe ser visto como una herramienta en el tratamiento de lesiones por parte de fisioterapeutas, sino que es un método que tiene la capacidad de adaptarse para ser usado como entrenamiento físico para personas de cualquier edad.

Bailarines profesiones e incluso deportistas de elite como Puyol, Lebron James o Usain Bolt lo utilizan habitualmente en sus entrenamientos.

Además, la práctica de este deporte activa el metabolismo sin llegar a la fatiga muscular, lo cual lo convierte en un ejercicio de bajo impacto, que lo hace accesible incluso para las personas que no pueden realizar otro tipo de actividad física.

Sin embargo, aunque se trate de un ejercicio de bajo impacto, no significa que este no logre un desarrollo de la fuerza o la resistencia del paciente.

pilates fisioterapeutico

El Pilates no solo se puede utilizar como entrenamiento personalizado y que permite obtener numerosos beneficios desde este punto de vista. Es mucho más.

Con estos ejercicios los fisioterapeutas se benefician de un trabajo de la musculatura desde un punto de vista general para lograr la mejoría de una parte y devolverle la funcionabilidad.

De esta manera, la recuperación es mucho más efectiva y gratificante, ya que no solo se ven resultados en la parte lesionada, sino que se consigue una mejoría general.

Pilates y fisioterapia durante el embarazo

En cuanto al periodo de embarazo, los ejercicios de Pilates terapéutico que se pueden realizar son limitados.

Pilates y fisioterapia se dan la mano una vez más abriendo un mundo de posibilidades  en esta etapa tan compleja para la mujer.

Practicarlo durante el embarazo permite el fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico, espalda, brazos, glúteos y piernas.  Ayudando a mantener a las frutas madres fuertes, ágiles, capaces de adaptarse a los cambios que ocurren durante el embarazo y a recuperarse después del parto.

La relajación es imprescindible en este proceso en el que las futuras mamás están sometidas a mucho estrés, y el control de la respiración y la concentración que este método les aportan es de gran ayuda.

Por todos estos aspectos el Pilates para la salud es sumamente beneficioso, siempre y cuando los ejercicios se hagan de forma adecuada y con control.

De esta manera, la mejor manera de ejecutarlos es bajo la supervisión de profesionales cualificados. Es importante tener la titulación oficial de monitor de Pilates como la que te ofrecemos en Pilates Inside Out, escuela aprobada PSAP por la PMA (Pilates Method Alliance)

Si has estudiado fisioterapia, un complemento perfecto para tu formación, es obtener nuestra titulación, y así contarás con los conocimientos adecuados y podrás aportar ese valor diferencial que tanto se reclaman.

Si quieres ser monitor de Pilates, en Pilates Inside Out podemos ofrecerte la mejor formación. ¡Atrévete a dar el paso y contacta con nosotros!

top