LlamarInscripción

La rutina de Pilates. Todo lo que debes saber si quieres convertirte en monitor.

rutina-de-pilates

La rutina de Pilates. Todo lo que debes saber si quieres convertirte en monitor.
5 (100%) 3 votes

¿Estás pensando en convertirte en monitor de Pilates? ¿Te gustaría dedicar tus días a mejorar la calidad de vida de las personas? ¿Te apasiona el Pilates y te gustaría profundizar de una manera profesional en el Método?

En Pilates Inside Out llevamos años formando monitores de Pilates y enseñando tanto la rutina de Pilates mat como de máquinas, para que nuestros alumnos puedan seguir inculcándolas allá donde vayan.

En las últimas semanas hemos hablado varias veces sobre cómo convertirte en monitor de Pilates, pero hoy queremos ir un paso más allá.

En este post nos gustaría hablarte sobre la importancia que tiene para el alumno adquirir unas buenas bases en esa rutina de Pilates y en lo fundamental que es para el profesor saber cómo enseñarla y adaptarla.

¿Qué es la rutina de Pilates?

El Pilates es un Método de acondicionamiento físico que implica cuerpo y mente por igual.

Podemos definir la rutina de Pilates como la secuencia de movimientos que se realiza en una práctica concreta.

La rutina  original de Pilates suelo se conforma por una secuencia de 34 ejercicios creados por Joseph Pilates. En el Pilates Clásico hay secuencias clásicas ya definidas tanto en Mat como en Reformer, mientras que en el contemporáneo hay mayor libertad para escoger y confeccionar tus secuencias y rutinas de Pilates.

Además, cada profesor adaptará los ejercicios de Pilates necesarios tanto a su alumnado como a las circunstancias de cada uno de ellos.

método-pilates

¿Qué debe tener un buen monitor para llevar a cabo esa rutina de Pilates?

En el proceso de conocimiento del Método Pilates, desde que el alumno comienza su primera sesión de Pilates es fundamental el acompañamiento, la supervisión y el cuidado de un buen profesional. Cada persona tiene necesidades particulares que deben ser atendidas, además del trabajo de la totalidad del cuerpo.

Y como en el resto de prácticas o de actividades que involucren una activación física y una implicación de músculos, huesos y articulaciones, es fundamental tener al lado a una persona formada, que pueda y que sepa adaptar los ejercicios al estado físico del alumno, así como sus necesidades concretas, observando su postura y sus patrones de movimiento.

Además, como insistimos en nuestros cursos de formación, la conexión va más allá de lo teórico. El monitor de Pilates debe ser una persona con la que el alumno conecte y en la que confie plenamente ya que hacer Pilates es una actividad de contacto cercano y el alumno casi de manera literal se “pone en manos” del monitor de Pilates.

¿Cómo debe ser una buena rutina de Pilates de iniciación?

Ya hemos hablado en el apartado anterior de lo importante que es el profesor en la rutina de Pilates pero lo es aún más si cabe en los primeros contactos del alumno con el Pilates básico.

Es de vital importancia que esas primeras clases de Pilates se dediquen a comprender y sentir los movimientos y las posiciones fundamentales, así como la respiración torácica, el control abdominal durante la respiración, el concepto de columna neutra… etc. para ir desarrollando progresivamente la conciencia corporal.

rutina-de-pilates-mat

Además, el monitor de Pilates será el encargado de fijar el nivel de la clase y de escoger los ejercicios y sus modificaciones dentro de la rutina de Pilates escogida y hacer las progresiones de cada ejercicio cuando crea que el alumno está preparado para asumirlo. 

El buen monitor de Pilates ha de conocer que los alumnos progresan de manera muy desigual dentro de los mismos protocolos por lo que será necesario personificar la rutina de Pilates para la demanda, la patología o la edad de cada cliente.

Primeros beneficios de una buena rutina de Pilates

Decía Joseph Pilates que uno es tan joven o tan viejo como él mismo se sienta. “Si tu espalda es rígida con 30 años, entonces eres viejo. Si consigues que sea móvil y flexible a los 60, entonces te seguirás manteniendo joven”.

Y nosotros desde nuestro estudio no podemos estar más de acuerdo. Cada día nos llegan historias maravillosas de las clases que imparten nuestros alumnos donde sus clientes notan los beneficios de la rutina de Pilates ya desde las primeras sesiones.

Y así debería ser siempre. Los beneficios del Pilates son muy visibles. El alumno desde el primer día debería salir de la clase con la sensación de que ha trabajado todas las partes de su cuerpo, que ha movilizado la columna en todos sus planos, que ha respirado oxigenándose en profundidad y que ha sido capaz de concentrarse y olvidarse de todo el estrés de fuera.

beneficios-del-pilates

Ya en las primeras sesiones el alumno debería empezar a notar una mejora notable de su estado físico e incluso alivio de las molestias que pudiera tener hasta entonces ya que el trabajo y el fortalecimiento de la musculatura les permite recuperar ese rango de movimiento perdido con los años. Algo así como si echaran 3 en 1 en las articulaciones, sobre todo en las vértebras.

A nivel mental y emocional el seguir la rutina de Pilates y poder ser consciente de su cuerpo y poder mantener la concentración en cada movimiento permite al alumno extrapolarlo a su vida personal y laboral, suponiendo un cambio notable en sus niveles de estrés.

Y hasta aquí nuestro post de hoy donde hemos querido contarte como algo tan simple como incluir una rutina de Pilates en la vida de una persona puede hacer que su cuerpo y su mente se modifiquen por completo.

Como hemos repetido a lo largo de todo el post, la elección y el acompañamiento del profesional es fundamental y es por eso que nosotros llevamos tantos años preocupándonos por cada futuro monitor que llega a nuestro centro, porque sabemos que de su formación dependen los cuerpos y las mentes de muchas personas que en un futuro próximo se pondrán en sus manos para comenzar la práctica del Método Pilates. Si quieres ser uno de ellos, no lo dudes, contacta con nosotros, queremos ayudarte.

top