LlamarInscripción

¿Por qué es bueno el Pilates para embarazadas?

pilates para embarazadas

¿Por qué es bueno el Pilates para embarazadas?
5 (100%) 6 votes

¿Te has quedado embarazada? ¡Enhorabuena! Es sin duda, uno de los momentos de la vida más especiales. Aunque a partir de ahora, notarás grandes cambios en tu cuerpo para los cuales hay que estar preparada y sobre todo, no dejar de lado el ejercicio físico. En este post, te vamos a explicar por qué debes hacer Pilates para embarazadas durante todo el periodo de embarazo y sus múltiples beneficios.

En muchas ocasiones, algunas mujeres que se quedan embarazas  deciden dejar a un lado la actividad física y esto no debería ser así. Realizar ejercicio durante estos 9 meses y posteriores es muy beneficioso para la salud tanto de la futura madre como del bebé.

10 Beneficios del Pilates en el embarazo

Aumento de peso, desajustes hormonales, molestias en la zona lumbar ocasionando ciática o lumbalgia… un sinfín de síntomas aparecerán durante el embarazo y practicar Pilates para embarazadas es una buena solución para aliviarlos o incluso prevenirlos.

Practicar Pilates para embarazadas es una de las mejores disciplinas que  puede beneficiar en el momento de la gestación, dar a luz y el postparto, siempre y cuando esté guiada por profesionales expertos especializados. Es una muy buena idea para preparar el cuerpo para todos estos cambios próximos y afrontarlos durante el desarrollo de los mismos.

Equilibrio, flexibilidad, fuerza y coordinación son solo algunos de los campos que se trabajaran durante la práctica de Pilates para embarazadas.

Pilates para embarazadas

Algunos de los beneficios que tiene el método para las futuras mamás y para su preparación al parto son los siguientes:

  1. Realizar ejercicios en la postura de cuadrupedia es muy conveniente para la futura mamá ya que libera el peso de la espalda.
  2. Fortalece la pared abdominal. Practicar Pilates para la preparación del embarazo es muy beneficioso para el fortalecimiento del transverso abdominal y del suelo pélvico. Esto ayuda a que el parto natural sea más fácil, con menos dolor y duración.
  3. Disminuyen los dolores de espalda. Los músculos internos de la pared abdominal son aquellos que proporcionan estabilidad a toda la espalda y la pelvis. Por este motivo, practicar Pilates para embarazadas será un punto a favor para tu bienestar y el de tu espalda. Durante el embarazo, es común las dolencias de espaldas y en ocasiones, las embarazadas pueden sufrir lumbalgia, por ejemplo. Practicar Pilates para embarazadas hace que se mejore la estabilidad lumbar, ayuda a para prevenir y mejorar este tipo de dolencias.
  4. Fortalece el suelo pélvico. Normalmente, durante el periodo de gestación, se suelen tener pérdidas de orina. De esta forma, se  desarrolla una base más firme en la vejiga y útero y ayuda a que disminuyan estas pérdidas.
  5. Mantener el equilibrio. Con el peso del bebé es probable que hayas perdido un poco de equilibrio a la hora de caminar. Practicar Pilates para embarazadas te ayudará a encontrar el centro de equilibrio y a mantenerte estable.
  6. Ayuda mantener una buena circulación de la sangre. Esto es debido al fortalecimiento de las cadenas musculares y a la flexibilidad que ganan los músculos.
  7. Algunas mujeres durante el embarazo sufren diástasis, es decir, la separación de los músculos retos del abdomen como consecuencia del embarazo, en este caso. La práctica del método Pilates durante el embarazo ayudará a evitar una separación excesiva y además, a mantener las funciones abdominales.
  8. Como sabrás, el Pilates mejora el tono muscular y la fuerza. Este beneficio es ideal a la hora de lactancia, sujetar al bebé, etc.
  9. Aumenta la capacidad respiratoria. Este punto es muy beneficioso a la hora de dar a luz ya que se aprende a controlar mejor la respiración.
  10. Además, el método no solo nos ofrece resultados referentes a la mejora muscular, sino que también a nivel emocional. Gracias a la práctica, se mejora la autoestima y confianza en sí misma, controlando la mente y las emociones.

Por todos estos beneficios para el embarazo, cada vez están más solicitadas las clases de Pilates. Por este motivo, la especialización en monitor de Pilates para embarazadas es una buena oportunidad laboral.

¿Cuándo empezar a practicar Pilates?

El periodo de la gestación del embarazo dura 9 meses y están divididos en tres trimestres. El momento ideal para empezar a practicar Pilates cuando se está embarazada es en el segundo trimestre, siempre con consentimiento médico.

Pilates en el segundo trimestre de embarazo

En este momento, también se deben realizar ejercicios de Pilates para embarazadas que fortalezcan el suelo pélvico.

Además, durante este periodo de tiempo, los ejercicios que más se realizarán son aquellos que fortalezcan piernas y glúteos para poder así soportar tanto el incremento de peso como mejorar el equilibrio.  Igualmente ocurre con la espalda y hombros ya que son los principales músculos que tienen que soportar el peso de las mamas y posteriormente el del bebé y las demandas de este.

Lo más adecuado es que se practique Pilates para embarazadas en centros especializados y siempre guidado por profesionales que sepan adaptarse a cada tipo de mujer en función de su embarazo.

Pilates postparto

El Pilates es tu mejor aliado para recuperar la figura después del parto ya que gracias a esta técnica, se desarrollan los músculos y contribuyen a modelar nuestro cuerpo después de dar a luz. Sin embargo, hay tener en cuenta que es algo que requiere tiempo. No se volverá a tener la misma figura y barriguita de un día a otro.

Pilates para embarazadas

Monitor de Pilates para embarazadas: ¿Cómo dar clases?

Como decíamos anteriormente, el monitor de Pilates debe adaptarse a cada mujer y tipo de embarazo. No son los mismos pasos a seguir en la clase para una recién embarazada que para otra que ya se encuentre en un estado más avanzado de gestación.

Por ello, lo más adecuado es dividir las clases por trimestres y planificar las clases en base a ello. Además, también hay tener en cuenta la serie de cambios hormonales que las mujeres padecen durante el embarazo. Cada día es distinto por lo que es fundamental tenerlo claro y conectar, entender y respetar el momento en el que se encuentra la alumna.

Como con cualquier otro tipo de alumno, hay que tener en cuenta el estado físico, si está acostumbrada o no al ejercicio y saber cómo adaptarlo a sus posibilidades. Los ejercicios para embarazadas que más trabajará el instructor de Pilates serán la reeducación postural, el fortalecimiento abdominal y pélvico, las piernas y glúteos, la cintura escapular y el patrón respiratorio. Para estos ejercicios de Pilates para embarazadas se utilizarán aparatos  como la Silla, el Cadillac y el Reformer.

Si eres, o quieres ser instructor de Pilates, no olvides que no hay que someterse a riesgos. No solo estamos trabajando con una persona, sino que en este caso, son dos.

Como monitor de Pilates, hay que tener claro que las embarazadas se esfuerzan como el resto de los alumnos o incluso más. Por ello, se debe prestar especial atención al trabajo y a los objetivos que marcamos en cada trimestre, especialmente en la fase final del embarazo, la más delicada. En esta última fase cerca de la fecha de parto, se deberían trabajará sobre todo, la pelvis. Fitball y la Silla, serán las principales ayudas para dar con la postura idónea.

pilates para embarazadas

Embarazo y Pilates: Contraindicaciones

Si lo más recomendado es que un instructor de Pilates te guie en todo el proceso de esta técnica. Recuerda que debe ser el médico quien te indique si puedes o no realizar esta serie de ejercicios.

Existen algunas contradicciones de tipo médico para realizar Pilates, como son el caso de la placenta previa, sangrado, hipertensión… Por este motivo, es esencial que lo consulte con un experto.

En definitiva, preocuparse por nuestra salud es fundamental y si se está embarazada aún más. Para que el embarazo vaya por buen camino, practicar Pilates para embarazadas es un plus para nuestro bienestar y el de nuestro bebé. Además, el momento del parto será más llevadero. Aunque el ejercicio físico no lo es todo, en este momento es fundamental llevar un buen estilo de vida.

Como puedes ver, esta especialización de Pilates está cada vez más es auge, por ello, enfocar la carrera profesional en ser instructor de esta rama es sin duda, éxito asegurado.

¿Te gustaría ser monitor de Pilates para embarazadas? Pilates Inside Out Spain es la primera escuela de España y la tercera en Europa en conseguir la aprobación del PSAP (Pilates School Approval Program) de la PMA. Consulta nuestra web, ponte en contacto con nosotros ¡y sal al mercado laboral con la mejor preparación posible!

top