LlamarInscripción

“La Chair en el método Pilates”

“La Chair en el método Pilates”
5 (100%) 2 votes

El método clásico de Pilates con aparatos, se realiza mediante una serie de máquinas inventadas por Joseph Pilates para perfeccionar y desarrollar el método que él mismo creó.

“Yo invente todos estas máquinas en principio para pacientes reumáticos. Pensé, ¿por qué usar mi fuerza?, así que inventé un aparato que lo hiciera por mí. Mira! Podéis ver que resiste el movimiento justo en la manera adecuada, por lo que esos músculos profundos realmente tienen que trabajar en contra de él. Por ello que se puede concentrar el movimiento. Tienes que trabajar siempre lentamente y fluidamente, entonces tu cuerpo entero estará participando al ejercicio” Joseph Pilates.

Cuando Joseph trabajaba como enfermero desarrolló un método para mejorar la salud y rehabilitar a los enfermos que tenia a su cargo. Para los casos más complicados desarrolló sobre las camas un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar los músculos, esto es el origen de los posteriores aparatos de Pilates.

En esta entrada nos vamos a centrar en uno de estos aparatos, la silla de Pilates (Wunda Chair), creada por Joseph para la bailarina Kathy Grant. Como podemos deducir por su nombre, es un aparato que se parece a una silla, con unos pedales sujetos mediante varios muelles, que se quitan o se ponen para aumentar o disminuir la resistencia del aparato, y unos apoyos laterales que nos permiten subirnos a ella. Su uso principal es para ejercitar las piernas, pero, ¡vamos a profundizar en ella!.

La silla es un equipo muy versátil para realizar ejercicios, podemos desarrollar más de 75 posiciones diferentes en ella, su principal objetivo es el desarrollo de ejercicios para fortalecer y desarrollar la musculatura de las piernas, pero podemos realizar ejercicios para el abdomen, muslos, brazos, y espalda entera, además, es un aparato que nos permite trabajar ejercicios cardiovasculares.

Apenas ha sufrido variaciones desde su creación por Pilates, las principales evoluciones que ha desarrollado han sido enfocadas hacia su tamaño, peso y materiales para aumentar su funcionalidad y adaptación a todo tipo de espacios.

• “La silla alta de Pilates” (High Chair)

Es un aparato de Pilates muy similar a una silla con dos barras laterales que sirven como sujeción a la hora de desarrollar sobre ella los ejercicios de Pilates, además tiene un sólido respaldo que sirve como referencia para la alineación de la columna y de los miembros inferiores.

Es el aparato ideal para la iniciación en Pilates, trabajamos el control y el equilibrio, a la vez, fortalecemos piernas, glúteos, rodillas, cadera… y nuestra alineación corporal.

Se aprenden muchos ejercicios que posteriormente realizaremos en la “silla Wunda”, la cual, es mucho más compleja, y necesita cierta experiencia.

• “La Wunda chair”

La “silla Wunda” original de Pilates se daba la vuelta y se convertía en un sillón para el salón, Pilates la creo para un cliente el cual no tenía tiempo para entrenar, siendo así un pionero en la invención de aparatos de gimnasia para el hogar.

Es una caja en la que en un lado, tiene un pedal con muelles el cual ejerce diferente resistencia dependiendo del ejercicio o nivel que queramos llevar a cabo.

Su diseño simple nos permite el desarrollo de muchos ejercicios, nos ofrece la posibilidad de trabajar principalmente el centro (abdominales), y tonificar espalada, brazos y piernas.

Es un aparato que desafía el equilibrio, generalmente utilizada por alumnos avanzados que desarrollan un orden de ejercicios que no sigue un orden específico, también, es un aparato muy útil para un trabajo de nivel intermedio que rete la integridad de las articulaciones lumbo-pelvicas para conseguir un mayor control del equilibrio.

top