LlamarInscripción

¿Cómo es una clase de Pilates? 9 claves a tener en cuenta a la hora de impartir una clase

como-es-una-clase-de-pilates

¿Cómo es una clase de Pilates? 9 claves a tener en cuenta a la hora de impartir una clase
5 (100%) 6 votes

En Pilates Inside Out llevamos muchos años formando monitores de Pilates.

Conocemos las dudas que surgen antes de enfrentarse a este nuevo reto profesional.

¿Cómo serán mis clases de Pilates? ¿Sabré impartir una clase? ¿Seré un buen profesor de Pilates? Tranquilo, tranquila. Nosotros, como profesionales te enseñaremos paso a  paso todo lo que debes saber para ser un gran profesor de Pilates y mientras tanto en nuestro post de hoy vamos a darte unas claves que te ayudarán a entender este proceso. ¡3, 2,1 empezamos!

¿Cómo es una clase de Pilates?

como-es-una-clase-de-pilates

Como ya hemos hablado en más de una ocasión en nuestro blog, la práctica del Pilates tiene innumerables beneficios para el cuerpo y para la salud. Por eso, cada clase es fundamental. Las clases de Pilates no deben considerarse como una clase cualquiera dentro de un gimnasio.

Una sesión de Pilates va mucho más allá.

El buen Pilates aparte de tonificar el cuerpo, mejora la alineación esquelética, la movilización de la columna, trabaja la respiración consciente, la fuerza, la resistencia, la elasticidad, mejora la coordinación, la concentración…

¿Todo eso en una misma clase? Sí, pero en una buena clase.

En una clase estructurada, cuidada e impartida por un profesional bien preparado.

Una buena clase debe ser progresiva, comenzando por el calentamiento y los fundamentos (ejercicios preparatorios) y terminando con una buena finalización.

Normalmente las clases de Pilates constan de 4 fases:

  • Calentamiento: Se compone de ejercicios (fundamentos) suaves donde el cuerpo comienza a moverse y el alumno empieza a tomar consciencia de cómo está su cuerpo y su respiración en ese momento. Se moviliza todo el cuerpo a través de ejercicios de baja intensidad que prepararan el cuerpo para la siguiente parte de la clase de Pilates.
  • Parte principal: esta es la parte fundamental de la clase. El cuerpo ya está preparado y se empiezan a trabajar ejercicios específicos de cada zona concreta hasta llegar a los ejercicios más exigentes que involucran todo el cuerpo. Donde necesitas la participación activa de todo tu cuerpo para poder afrontarlos.
  • Necesidades particulares: Aquí el monitor debe escoger ejercicios específicos para trabajar más a fondo las necesidades concretas del cliente. En clases de grupo se pueden incluir estos ejercicios en la parte principal de la clase.
  • Finalización: después de realizar esos exigentes ejercicios (porque sí, el Pilates es muy exigente a nivel físico) debemos dejar el cuerpo y la mente listos para continuar con el día. Nosotros hacemos especial hincapié en que los clientes se vayan con los extensores de columna bien activos.

9 Claves a tener en cuenta a la hora de impartir una clase de Pilates

Ahora que ya sabes de qué partes se compone una clase de Pilates queremos darte algunas claves que nosotros consideramos fundamentales a la hora de impartir una clase.

Seguridad del cliente

como-es-una-clase-de-pilates

Antes de nada y lo primero que debe ocuparte a la hora de impartir tu clase de Pilates es la seguridad en todos los aspectos. Seguridad del espacio de trabajo, seguridad de los materiales que vas a utilizar, seguridad del cliente a la hora de realizar los ejercicios de Pilates.

De aquí el peligro de impartir o recibir clase de Pilates on line o en cualquier centro no cualificado. No tener al lado, mientras se realizan los ejercicios, a una persona con la formación adecuada o arriesgarse a practicarlo sólo en casa frente a una pantalla, creemos que es un riesgo que no se debe correr y un peligro para tu cuerpo y para tu salud.

Tipo de cliente

¿A qué cliente vas a impartir tu clase de Pilates?

¿Cuánto tiempo lleva practicando Pilates?

¿Cuáles son sus motivaciones?

¿Cuál es su estado físico?

¿Cómo está emocionalmente?

¿Qué quiere conseguir con el Pilates?

¿Con qué frecuencia lo realiza?

¿Debes impartir una clase de Pilates de Iniciación o una de Pilates Intermedio?

¿Qué patologías debes tener en cuenta a la hora de diseñar e impartir una clase?

Todas estas preguntas son básicas para poder impartir una clase correcta y personalizada a tu cliente.

como-es-una-clase-de-pilates

Esto es lo que distingue a un profesor de Pilates de calidad a uno que no lo es. Un buen profesor escoge del repertorio los ejercicios, preparaciones y progresiones más adecuados para conseguir la meta de su cliente.

Material de tu clase de Pilates

Como sabes existen dos tipos de clases de Pilates; el Pilates Mat o suelo y el Pilates Máquinas. Sea uno u otro el que vayas a impartir preocúpate del estado de los materiales y máquinas antes de comenzar la clase.

Dedícate a tu clase el 100% del tiempo; enseña a tus alumnos a manipular y responsabilizarse por su máquina, pero recuerda que siempre tienes que supervisar.

Tu responsabilidad como monitor es “escanear” las máquinas de todos los alumnos durante toda la clase. Y durante una clase hay innumerables cambios de muelles y de configuración de las máquinas. Es tiempo de concentración y de trabajo.

Espacio

A pesar de que en los últimos años la gran demanda del Pilates ha hecho que afloren centros de Pilates por todas partes y muchas veces sin las garantías necesarias para una enseñanza de calidad; debes tener en cuenta que el espacio donde impartir tu clase es fundamental.

Estructura tu clase tomando en cuenta tanto el espacio como el material del que dispones.

El cliente deber terminar sintiendo que ha trabajado todo el cuerpo

Trabajo global del cuerpo entero y específico de las distintas partes que lo componen. El entrenamiento de Pilates es muy demandante y el cliente debe notarlo.

Para ello ejercitaremos la columna vertebral en todos sus planos incluyendo: flexión, extensión, flexión lateral y rotación, así como distintas combinaciones de estos planos de movimiento.

como-es-una-clase-de-pilates

Ritmo y Fluidez

El Pilates es movimiento con precisión. ¡Mueve a tus alumnos! Una buena clases de Pilates debe fluir, con distintas cadencias dependiendo de los ejercicios que estés enseñando pero NO cometas el error de mantener a tus alumnos inmóviles para explicarles ciertos conceptos o para corregirlos. Aunque te parezca imposible tener a la vez;  ritmo, fluidez, precisión, control, seguridad, etc.

En Pilates Inside Out te enseñaremos a conseguirlo.

Usa tu creatividad y dale tu toque personal.

El repertorio de Pilates es inmenso; por eso el profesor puede jugar con él para elaborar las clases de manera creativa y dales un toque personal. Es verdad que la técnica del Pilates requiere de una disciplina y una concentración pero no creemos que esto esté reñido con poder impartir una clase variada y atractiva para el cliente.

Alterna estás clases  más creativas con clases de repertorio clásico, que son la base de nuestro método.

Ropa adecuada para hacer Pilates

Una buena clase puede estropearse por no llevar la ropa adecuada.

Es importante llevar una ropa cómoda pero no excesivamente holgada para que el profesor pueda ver claramente tu postura si es necesario; transpirable porque repetimos que el Pilates es un ejercicio intenso más allá de lo que pueda parecer a los no conocedores de la técnica y si utilizas calcetines deben ser antideslizante para evitar resbalones.

Un alumno incómodo por culpa de la ropa es un alumno desconcentrado. Cuando te ocurra, porque ocurre a menudo, úsalo a tu favor. Es una oportunidad para retar y mejorar su concentración.

Y hasta aquí el Post de hoy dónde hablamos de cómo es una clase de Pilates y algunos consejos para impartir una buena clase.

El nuevo curso está a la vuelta de la esquina y seguimos formando profesionales en un sector sin paro.

Si quieres formarte con nosotros, recuerda que nuestros cursos están aprobados por el programa PSAP de la PMA, estamos deseando ayudarte. No dudes en contactar con nosotros.

top