“Los abusos posturales de la sociedad tecnológica, la solución Pilates”

“Los abusos posturales de la sociedad tecnológica, la solución Pilates”

Las lesiones musculares, sobre todo en cuello, hombros y brazos, que provoca el uso indiscriminado de las nuevas tecnologías son cada vez más frecuentes.

Ordenadores, televisores, smartphones, tablets… el trabajo, la información y el ocio nos colocan constantemente ante una pantalla, durante los días laborables pasamos aproximadamente el 60% del tiempo que permanecemos despiertos delante de una pantalla de algún dispositivo electrónico y el porcentaje apenas baja del 50% los días que no trabajamos.

Además, agravamos a estos nuevos hábitos el hecho de que acoplamos dispositivos, 9 de cada 10 personas que están mirando la televisión están a la vez consultando sus teléfonos móviles y forzando nuevamente su espalda, cuello, y brazos para interactuar con ellos.

Estos constantes abusos posturales, que ya los hemos convertido en un habito o una necesidad, nos pasan factura en la postura cervical y en la musculatura anterior del cuello, por mantener ciertos músculos y posturas especialmente activos, nos producen lesiones que difícilmente podremos superar o no recaer si no adquirimos un desarrollo muscular optimo, una educación postural correcta y variamos nuestros hábitos.

Nuestra mente y nuestro cuerpo muchas veces están en lugares distintos, sin ninguna conexión. Esta disociación nos impide acercarnos a lo mas palpable de la realidad: nuestro propio cuerpo. Todo nuestro pasado y presente está reflejado en nuestro cuerpo, el ser humano no es solo una realidad musculo-esquelética.

¿Cómo nos puede ayudar el método Pilates a mejorar esta situación?

  • Pilates nos ayudará a corregir los desequilibrios posturales

Gracias al método Pilates se localizarán asimetrías o descompensaciones en la persona producidas por su hábitos o por la actividad diaria que esta desarrollando y le esta generando problemas. Una buena postura corporal, con la cintura pélvica y la cintura escapular estabilizadas y un centro fuerte (Powerhouse)son las bases adquirir una buena postura y evitar lesiones.

  • Pilates nos ayudará a mejorar la movilidad de la espalda

Las clases de Pilates se centrarán en conservar la movilidad de la espalda de la que disponemos, o recuperar la que hemos perdido. A través de los distintos ejercicios conseguiremos movilizar nuestra columna vertebral vértebra por vértebra, además de generar estabilidad a su alrededor a través del fortalecimientos de los músculos profundos y superficiales del abdomen, de la zona lumbar y otros como los erectores espinales o los multífidos.

  • Pilates nos enseñará a respirar mejor

Una buena respiración ayuda a controlar los movimientos y facilita la estabilización de la columna vertebral, para el trabajo global de las extremidades.

En la respiración de Pilates se inspira por la nariz y se exhala por la boca, lo cual permite una activación de la musculatura profunda abdominal, superior que si se exhala por la nariz y esto nos interesa tenerlo en cuenta.

Durante la inhalación las costillas se abren hacia fuera y hacia arriba, al mismo tiempo que la columna vertebral tiende a la extensión, logrando con ello llenar los pulmones de oxígeno al máximo, saber respirar correctamente nos facilitará adquirir una buena postura, ser conscientes de estar realizando una buena respiración nos facilitará el mejorar nuestros hábitos posturales.

Además, aliviará el estrés que vivimos en estos tiempos que nos impide desconectar de nuestro trabajo y delimitar nuestro tiempo de ocio.

Gracias a los ejercicios de Pilates podremos mejorar nuestros postura, corregir los problemas ocasionados de nuestros hábitos anteriores y ser más conscientes de la importancia de cuidar nuestro cuerpo para manejar mejor nuestra mente.

Tags

top