¿Puede ayudarnos el método Pilates a tratar la escoliosis?

¿Puede ayudarnos el método Pilates a tratar la escoliosis?

La escoliosis es una desviación de la columna vertebral (> 10º) asociada a una rotación de la misma y alteración en la cifosis – lordosis fisiológica; por lo que se considera una alteración tridimensional de la columna.

Se estima que un 80% de los casos de escoliosis son idiopáticos (de causa totalmente desconocida). El resto, según la causa, se puede clasificar como escoliosis congénita (hereditaria) o secundaria (principalmente derivados de alteraciones neuromusculares).

En la mayoría de los casos el diagnóstico se da en chicas adolescentes siendo principalmente escoliosis idiopática. Aunque puede empezar a aparecer en la niñez tardía (10-12 años).

¿Cómo podemos reconocer la escoliosis?, signos y síntomas

• Alteración en la forma de la curva natural de la columna
• Musculatura desigual de un lado de la columna vertebral
• Asimetría altura de hombros y/o caderas
• Molestia y/dolor espalda-cuello
• Giba (prominencia costal). Signo más característico

¿Nos puede ayudar Pilates a combatirla?

El cuerpo humano en estos tiempos esta acostumbrado a adoptar posturas rutinarias durante la mayor parte de nuestro tiempo, ya sea en el colegio, en casa o en el trabajo, no somos conscientes de que nuestro esqueleto esta diseñado para moverse.
Pilates es un método excelente para corregir curvaturas no muy prolongadas, el método Pilates nos proporcionará un movimiento eficiente que conseguirá paliar este problema.

Una columna que presenta escoliosis puede tener cierta alteración del movimiento normal, unas zonas se moverán en exceso y otras permanecerán más rígidas, no se puede partir de una postura neutra.

Pilates nos ayuda a elongar la columna vertebral para favorecer una posición neutra de partida, además con los movimientos controlados de Pilates conseguiremos movernos de una forma eficiente, controlada y distribuida en todos los planos que nos permite no incidir en exceso en diferentes zonas de la columna y distribuir el trabajo que se produce durante el movimiento.

Pilates tonifica y estira los músculos que trabajan alrededor de la columna lo que nos permite estabilizarnos, además una buena conciencia corporal y la reeducación postural que nos proporcionan los ejercicios de Pilates.

Para concluir, destacamos la importancia de una buena formación de nuestros monitores de Pilates para poder diseñar el tratamiento más personalizado para cada caso, el diseño de los ejercicios adecuados permitirá según las diferentes curvaturas aplicar a las zonas que se están moviendo poco una carga de trabajo mayor, esto solo es posible mediante una buena formación de instructores de Pilates.

Tags

top