“Personajes que te puedes encontrar impartiendo Pilates”

¿Qué tipo de instructor de Pilates eres tú?

Pilates Inside Out es una escuela con reconocimiento en el sector y su consolidación entre los profesionales del Pilates es fruto de los más de 10 años de esfuerzo, interés y pasión por el Método, pero de todos es sabido el intrusismo que estamos sufriendo, la falta de rigor a la hora de impartir el método en todo tipo de gimnasios y los personajes que nos podemos encontrar por internet o en el gimnasio de tu barrio donde se da algo parecido al Pilates.

Nuestro trabajo como instructores de Pilates gira en torno a nuestros alumnos, en todos los post nos dirigimos a los profesionales que componemos este gremio, hablamos de la influencia del Pilates en deportistas, del tratamiento de una hernia gracias al método Pilates… pero nunca nos ponemos en la piel del alumno, de lo que él ve en su día a día, y menos aún compartimos un post en tono de humor, ¡púes allá va! .

Personajes que pueden estar dando una clase de Pilates;

“El musculitos”
Monitor de gimnasio que en sus horas y horas dando vueltas por la sala de musculación ha comprobado el tirón que tiene el Pilates entre sus clientes, se le ha encendido la bombilla y se ha sacado un curso pensando en su futuro pero, ¡sé le ha olvidado adecuar su indumentaria, va a explotar, cada vez que se agacha le vemos las ideas y no pasa de ahí porque su ropa suele ser elástica!

“La modelo”
Nuestra instructora de Pilates es el muerto en el entierro, la niña en el bautizo y la novia en la boda. No te mira, cuando te esta explicando un ejercicio se esta mirando en el espejo y cuando los estamos realizando su principal obsesión no es corregirnos, si no ver como le quedan las últimas mallas que se compro en el Black Friday. Esto por no hablar de cuando nos enseña su movimiento estrella muy flexible y con una cara muy trabajada.

“La mujer chicle”
No para de corregir a sus alumnos y de demostrarles como es el movimiento en persona, por supuesto ella es súper-flexible, y su movimiento técnicamente perfecto, pero no se da cuenta de que ¡el resto de los mortales no podemos ni coger un papel del suelo!.

“El Mariñas”
No se calla ni debajo del agua, no deja de contarnos como ha ido su fin de semana, que ha cambiado desde que el empezó en el mundo del Pilates, el último video que ha visto en YouTube o los dientes que le han salido a su niña, vamos que aprovecha cualquier pausa en clase para dar “palique”, ¡pedirle su Facebook y decirle que le seguís por ahí, a ver si funciona!.

“La mujer de las sombras”
Luz tenue y un ambiente súper-relajante siembre dominan el espacio de las clases, respiraciones que se alargan hasta que abres los ojos por si ha pasado algo por la clase, frases místicas y una filosofía de vida que te transportan a la fase REM del sueño.

“El científico”
Todo lo analiza al extremo, su lenguaje se hace incompresible a no ser que seas el propio Joseph Pilates, ¡la cantidad de información que recibes durante esta primera clase te harán esforzarte al máximo para ponerte al día!.

“El teleco”
Es un repetidor andante, la primera clase es igual que la quinta, parece que estas viviendo un “déjá vu”, se repite más que la morcilla de mi pueblo, cuenta lo mismo una y otra vez, como le de por la importancia de la respiración a la hora de realizar un ejercicio os aseguro que otra cosa no, pero respirar vais a respirar bien.

“El método”
El más académico de su promoción, se peina tal y como lo hacia Joseph Pilates, sigue sus instrucciones al pie de la letra, el método es puro y perfecto y no va a venir nadie a innovar sobre algo ya en si mismo perfecto.

“El sargento”
Pone firmes a todos una vez que aparece por la clase, cuando te habla te transmite miedo y respeto a la vez, y no te puedes quitar de la cabeza esa imagen mítica de la chaqueta metálica, con el tiempo entiendes que es su forma de ser y que es más enrollado de lo que pensabas.

Y ahora, el momento de la verdad, ¿qué tipo de instructor eres tú?, como en el colegio los motes los ponen los alumnos, si aún no te identificas con ninguno de estos, abre tus oídos en los vestuarios y sabrás la realidad.

Tags

top